Las acciones de Wall Street se dispararon este jueves hasta alcanzar nuevos récords tras los extraordinarios resultados de los grandes bancos y los buenos datos sobre el trabajo y las ventas minoristas en Estados Unidos.

Según cifras provisionales, al cierre de la sesión en la Bolsa de Nueva York el Dow Jones subió un 0,90 % o 305,10 puntos, hasta 34.035,99 unidades, rebasando los 34.000 puntos por primera vez en la historia, liderado por empresas como United Health (3,78 %), Visa (1,92 %) y Apple (1,87 %).

El S&P 500 también alcanzó cifras históricas al ascender un 1,11 % o 45,76 puntos, hasta 4.170,42 unidades, mientras que el índice compuesto Nasdaq, que aglutina a las tecnológicas más importantes del mercado, progresó un 1,31 % o 180,92 puntos, hasta 14.038,76 unidades.

El parqué neoyorquino recibió con los brazos abiertos los notables resultados trimestrales de United Health, que se sumaron a los que se conocieron este miércoles del sector de la banca, como Goldman Sachs, que anunció que obtuvo un beneficio neto de 6.836 millones en el primer trimestre de 2021, un 464 % más que en el mismo tramo del año pasado.

JPMorgan Chase informó asimismo que obtuvo un beneficio de 14.300 millones de dólares en el primer trimestre de 2021, casi cinco veces más que en el mismo tramo del año pasado.

Aunque fueron el Down Jones y el S&P los que alcanzaron cifras históricas, el Nasdaq fue el que mayores ganancias diarias registró entre los tres principales indicadores, gracias a la buena marcha de las acciones de gigantes tecnológicos como Facebook, Amazon, Apple, Netflix o Alphabet (la matriz de Google), que subieron más de un 1 %.

Por sectores, la mayoría de ellos terminaron en positivo, encabezados por el inmobiliario (1,95 %), el tecnológico (1,79 %) y el sanitario (1,74 %), mientras que acabaron en terreno negativo solo dos: el energético (-0,88 %), y el financiero (-0,11 %).

Entre las 30 cotizadas del Dow Jones, ascendieron especialmente United Health (3,83 %), Amgen (2,21 %), Saledforce (2,18 %) y Visa (1,94 %), mientras que cayeron Walgreens (-1,38 %), Walt Disney (-0,82 %) y Chevron (-0,82 %).

En Wall Street son muy altas las expectativas ante una recuperación de la economía tras la crisis provocada por la pandemia de coronavirus. Los nuevos informes no han hecho más que reforzar esas expectativas, entre ellos los que muestran la capacidad de los estadounidenses para volver a gastar, la disminución de los trabajadores que pierden sus empleos y el aumento de los beneficios de las empresas.

Las ventas minoristas aumentaron un 9,8 por ciento en marzo en comparación con el mes anterior, ya que los estadounidenses gastaron más en restaurantes y en artículos deportivos, jardinería y automóviles a medida que las vacunas contra el coronavirus se generalizaron. Gran parte del aumento se debió a que los pagos de 1.400 dólares del último rescate económico del gobierno estadounidense llegaron a las cuentas bancarias de los hogares.

El Departamento de Trabajo dijo que la semana pasada se presentaron 576,000 nuevas solicitudes de desempleo, ajustadas estacionalmente, mucho menos de lo que esperaban los analistas y la menor cantidad desde la semana que terminó el 14 de marzo de 2020, justo antes de que el coronavirus provocara interrupciones comerciales y millones de despidos.

“Aunque los 34.000 es solo un número, es un logro monumental cuando piensas en dónde estábamos en estos momentos el año pasado”, dijo el jefe de estrategia de mercado de LPL Financial, Ryan Detrick. ”La velocidad y la resiliencia de esta recuperación económica no se ha visto nunca y ayuda a justificar los récords del mercado”, agregó.

Los datos reforzaron la confianza en la recuperación económica de Estados Unidos. Los analistas también señalaron los menores rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos como un factor de apoyo en las ganancias iniciales.

Para aumentar el optimismo, más grandes empresas estadounidenses presentaron beneficios más saludables para los tres primeros meses de 2021 de lo que habían previsto los analistas. Las expectativas ya son altas para esta temporada de presentación de resultados, que comenzó extraoficialmente el miércoles y que podría dar lugar al mayor crecimiento en más de una década.

Los programas de estímulo, la vacunación y las progresivas medidas de reapertura económica están teniendo un inmediato impacto positivo en la economía, pese a que las infecciones siguen experimentando un repunte en algunos estados del país.

En entrevista con CNBC, el consejero delegado de BlackRock, Larry Fink, celebró los buenos resultados del fondo de inversión para el primer trimestre, pero advirtió: “Si este crecimiento no es sostenido en los próximos diez años vamos a tener problemas con el déficit”.

La producción industrial en Estados Unidos tuvo una ligera alza en marzo impulsada por la minería, luego de la ola de frío polar en febrero, pero el nivel general sigue siendo inferior al anterior a la pandemia. La suba fue de 1,4% en marzo sobre febrero, según los datos publicados el jueves por la Reserva Federal. Es una cifra menor a lo esperado por los analistas que preveían +2,9%.

Por su parte, los precios del petróleo volvieron a subir este jueves, a su nivel más alto en un mes, luego de sólidos indicadores en Estados Unidos. El barril de Brent del mar del Norte para entrega en junio cerró en 66,94 dólares, en alza de 0,54% en Londres. En tanto en Nueva York, el barril de WTI para el mes de mayo cerró en 63,46 dólares, en alza de 0,49%.

“Tuvimos datos explosivos sobre consumo que impulsaron los precios del petróleo al alza y que sugieren que vamos a tener una fuerte demanda”, resumió Phil Flynn, de Price Futures Group.

Con información de AFP y EFE

Fuente: Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *