La ministra de Salud reconoció que el aula puntualmente “no es la principal fuente de infección” como había dicho horas antes del anuncio del Presidente. La medida se tomó, según dijo, por las reuniones sociales que se generan alrededor.

Carla Vizzotti se refirió este jueves a las nuevas medidas anunciadas por el Presidente Alberto Fernández que comenzarán a regir el viernes con el objetivo de contener los contagios de coronavirus. En ese sentido, habló sobre la suspensión de la presencialidad en las escuelas, una de las que generaron mayores cuestionamientos e incluso diferencias dentro del gabinete.

“Fue la decisión más difícil”, dijo. “Siempre se discuten los temas y se ven todas las miradas”, admitió la ministra sobre la determinación que estará vigente por 15 días.

“Creemos que en articulación de todo el gabinete nacional y en consenso de cada una de las jurisdicciones tenemos capacidad de dar respuesta”, expresó la ministra de cara a la situación sanitaria actual.

En relación con la suspensión de las clases presenciales, la funcionaria reconoció que hubo diferencias en el momento de definir. “En el gabinete nacional siempre se discuten los temas y se ven todas las miradas”, dijo. “No es una decisión fácil, ningún país tiene la respuesta”, señaló.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *