Las medidas fueron anunciadas en conferencia de prensa por el presidente Luis Lacalle Pou, al cabo de una serie de reuniones con sus colaboradores y unos días después de que se reportaran las peores cifras de contagios y muertes desde que comenzara la pandemia.

El gobierno de Uruguay resolvió suspender las clases presenciales, cerrar las oficinas estatales y cancelar los espectáculos públicos, entre otras medidas destinadas a frenar los contagios.

El gobierno de Uruguay resolvió suspender las clases presenciales hasta la Semana Santa inclusive y cerrar las oficinas estatales y cancelar los espectáculos públicos hasta el 12 de abril, entre otras medidas destinadas a frenar los contagios.

Las autoridades resolvieron suspender las clases presenciales en todos los niveles de enseñanza hasta la Semana Santa inclusive -viernes 2 de abril-, así como cerrar las oficinas públicas, excepto aquellas que prestan servicios imprescindibles, hasta el 12 del mes próximo.

Asimismo, ordenaron la suspensión de los espectáculos públicos en todo el país, también hasta el 12, y el cierre de los complejos termales durante la Semana de Turismo que coincide con la Semana Santa, según los diarios montevideanos El Observador y La República.

Paralelamente, hasta el 12 de abril los bares deberán cerrar a medianoche, los free shops en las fronteras permanecerán clausurados y estarán prohibidos los eventos y las fiestas sociales.

En ese ínterin la fuerza pública disolverá cualquier aglomeración en el espacio público. “Vamos a aplicar la ley vigente”, advirtió Lacalle Pou.

“Hemos tomado medidas que tienen como centro reducir la movilidad y una vez más la acción de gobierno tiene necesariamente que estar acompañada por las conductas individuales”, explicó el mandatario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *