La policía detuvo al autor del atentado y aseguró que la situación está bajo control. El ministro del Interior anunció una reunión de crisis, en medio de las tensiones con el mundo islámico sobre la libertad de expresión

Tres personas murieron, una de ellas decapitada, por un ataque con cuchillo este jueves en el interior de una iglesia en la ciudad francesa de Niza, por un presunto agresor islamista.

El ataque se produjo hacia las 9 (hora local, 5 GMT) dentro de la basílica Notre-Dame, en pleno corazón de esta ciudad de la Riviera Francesa. El atacante, que intentó esconderse en un baño de la iglesia, fue detenido y está siendo interrogado, tras ser trasladado a un hospital.

Todo hace suponer un atentado terrorista en el interior de la Basílica de Notre Dame”, señaló el alcalde de la ciudad, Christian Estrosi, y la fiscalía antiterrorista abrió una investigación. Según relató Estrosi, el atacante repetía “Allahu Akhbar” (Dios es grande) mientras era atendido por el personal médico.

Por el momento, se conoció que las víctimas son dos mujeres y un hombre. Al respecto, el alcalde confirmó que murió el párroco de la basílica. A su vez, la prensa local informó que una de las víctimas sería una anciana de 70 años que fue decapitada por el agresor, mientras que la otra mujer consiguió salir del templo y buscó ayuda en un café cercano, pero no logró sobrevivir a las heridas.

Se creía que el hombre había actuado solo, dijo la policía, que todavía no divulgó detalles sobre su identidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *