El índice líder de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) subió un tenue 0,4%, a 49.185,87 unidades. En gran parte de la jornada, la Bolsa operó en baja luego de que la lira turca se desplomara tras la sustitución del titular del banco central de aquel país. En bonos, la dinámica fue similar: terminaron con subas de hasta 2,5%.

La bolsa porteña y los bonos revirtieron este lunes sus caídas iniciales, y cerraron en terreno positivo tras los temores globales que generó el desplome de la lira turca ante la sustitución del titular del banco central de aquel país, mientras la atención del mercado local se centró en las negociaciones de Argentina con el Fondo Monetario internacional (FMI), en medio de la visita de del Ministro de Economía, Martín Guzmán, a EEUU.

En un día negativo para las bolsas de países emergentes, pero no para Wall Street, que terminó con subas ante una caída de la tasa a 10 años en EEUU, el índice S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) avanzó un 0,4%, a 49.185,87 unidades. Cablevisión lideró los avances, con un alza del 4%, mientras que Comercial del Plata, fue lo peor del día con una caída del 2,8%.

En el plano local, las miradas se centran en el viaje del ministro de Economía a Washington para retomar las negociaciones por un crédito de facilidades extendidas con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Guzmán se reunió este lunes en Washington con autoridades del Banco Mundial y el martes lo hará con la titular del FMI, Kristalina Georgieva.

«Sin dudas es una buena noticia para el mercado local que el Gobierno haya retomado las negociaciones con el Fondo, donde un acuerdo llevará al Gobierno a un camino de ordenamiento de los desequilibrios», dijeron desde Portfolio Personal Inversiones. «Un acuerdo con el Fondo es una condición necesaria para pensar en una recuperación sostenida, pero no suficiente. El mercado seguirá de cerca las noticias sobre estas reuniones en esta semana, donde se espera que las negociaciones llevarán su tiempo, como viene sucediendo», agregaron

En el mundo, creció en el inicio de la jornada la aversión global al riesgo luego de que la lira turca se desplomara un 15% frente al dólar, después de que el presidente Tayyip Erdogan destituyera el fin de semana al titular del banco central del país, partidario de una política monetaria más restrictiva.

Se trata del mayor desplome de esta moneda desde la última crisis turca de 2018, antes de que la divisa se recuperara por las palabras de calma del ministro de Finanzas, Lutfi Elvan. «No vemos riesgo de contagio al resto de los mercados emergentes; se ha demostrado una y otra vez que la lira tiene su propia historia», afirmó John Hardy, de Saxo Bank.

Bonos y riesgo país

En el segmento de renta fija, los bonos en dólares borraron sus mermas iniciales y culminaron con avances de hasta el 2,5%, con el título referencial Bonar 2030 ascendiendo un 1,4%.

Los títulos bajo ley local mostraron alzas del 1,7% en promedio, cotizando con rendimientos entre el 15,2% y 20,3%, y paridades del 34,7% promedio. Los ley extranjera, en cambio, mostraron variaciones promedio del 1%, rindiendo entre un 15,3% y 19,8%, y con paridades del 35,7%.

Así, el riesgo país de Argentina, elaborado por el banco JP.Morgan, bajó 0,3%, a 1.512 puntos básicos, luego de registrar su primera caída semanal desde enero, tras tocar hace unos días el récord histórico de 1.669 unidades desde que el índice se reestructuró en septiembre de 2020.

En el segmento de pesos, y antes de los resultados de la licitación donde se recaudaron más de $32 mil millones ($25 mil millones de financiamiento extra), los títulos ajustables por CER reflejaron movimientos mixtos, donde la parte corta de la curva se movió en promedio un -0.3%, mientras que los más largos, mostraron variaciones promedio del -0.4%.

A su vez, los bonos Dólar Linked mostraron una leve recuperación del 0,2% y 0,3% para el T2V1 y TV22.

Luego de varios meses sin novedades, Provincia de Buenos Aires publicó este lunes una nueva actualización en su propuesta de reestructuración. «Si bien es una gran noticia, es probable que aún no sea suficiente. A grandes rasgos, no incluye ningún recorte de capital y presenta una asignación al cincuenta por ciento entre dos bonos (2031 y 2039), lo que significa un recorte de vencimiento de 1 año de la propuesta original de abril», analizaron desde Portfolio Personal.

Además, se eliminó el período de gracia de dos, y el cupón step-up comenzará a subir lentamente desde el 1% del primer cupón en junio de este año, hasta el 4% (nuevo 2031) y el 5,5% (nuevo 2039). «El reembolso del principal será por quince semestres iguales a partir del 24 de diciembre para el instrumento más corto y dieciséis pagos (desde marzo 2032)», agregaron.

Las cotizaciones de los bonos de PBA celebraron este tibio progreso -subieron entre ochenta centavos y un dólar-, a la espera de la respuesta de los acreedores.

Fuente: Ambito Financiero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *