La Corte de Justicia de Salta consideró que prescribieron los hechos de los que se acusó al exsacerdote José Carlos Aguilera, a quien dos jóvenes habían denunciado por abusos sexuales ocurridos en 1997.

 Desde la defensa del religioso aseguraron que la causa se inició por una “operación” del Arzobispado y adelantaron que evalúan iniciar una querella. Familiares de los denunciantes, en tanto, dieron a conocer su intención de llevar el caso a la Corte Suprema de Justicia de la Nación. 

En junio de 2019, el juez de la Sala IV del Tribunal de Impugnación número 2, Adolfo Figueroa, había dictado el sobreseimiento de Aguilera, imputado por los delitos de “abuso sexual gravemente ultrajante y abuso sexual simple”, por considerar que la acción penal estaba prescrita. Luego de esa decisión, desde la fiscalía de impugnación se impuso un recurso de queja ante la Corte de Justicia, que ahora lo rechazó con cinco votos.

El defensor también apuntó contra los que realizaron el proceso interno de la Iglesia por el que consideraron que Aguilera era culpable de los delitos por los que fue acusado y le quitaron el estado clerical. 

Anoche se conoció la decisión de las víctimas de Aguilera de apelar nuevamente la decisión de la Justicia salteña y llevar el caso a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

La resolución de la Corte salteña se conoce días después de la condena a 12 años de prisión al cura Agustín Rosa Torino, a quien se juzgó por tres denuncias de abusos sexuales cometidos en el instituto religioso que había fundado y que dirigía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *