Esta semana no partió ningún vuelo para traer más dosis. Ya se aplicaron el 68% de los sueros y se distribuyeron el 90%. Incógnitas por un envío indio que nunca llegó.

Los últimos días de marzo y las primeras jornadas de abril significaron una tregua para el gobierno de Alberto Fernández. En un lapso de siete días, arribaron a la Argentina 2.015.745 dosis de vacunas contra el coronavirus, que le otorgaron una bocanada de oxígeno al Ministerio de Salud de la Nación que conduce Carla Vizzotti.

Este medio pudo saber que por estas horas el Gobierno busca destrabar la llegada de las dos millones de dosis de la vacuna Sinopharm que aún están pendientes por contrato (el 1 de abril arribó el primer millón). El embajador en China Sabino Vaca Narvaja está abocado de lleno a la tarea. En la Casa Rosada destacan que su trabajo en esa representación argentina fue clave para lograr cerrar el acuerdo con el laboratorio estatal con sede en Beijing pero se muestran preocupados por este último retraso.

En paralelo, el Ministerio de Salud intenta acelerar el envío de nuevos lotes de Sputnik V, sobre las que tampoco se tienen precisiones respecto a cuándo podrían estar en el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *