En el mes de enero el corredor de motos Kevin Benavides fue señalado por la realización de una fiesta clandestina, violando las restricciones en el marco de una pandemia.

Desde lo acontecido se inició una investigación que dejó al joven imputado junto a otros 4 hombres. 

El lunes 5 de abril, el fiscal contravencional, Gustavo Vilar Rey, imputó a los artistas y proveedores del evento, entre ellos Ernesto Javier Miraglio y Ricardo Valentín Sanz, por las infracciones previstas en el artículo 10 de la Ley 8206/20 Covid – Fiesta Clandestina, en calidad de coautores.

En tanto, el organizador de la fiesta, Kevin Benavides, quién se encuentra en el exterior, fue notificado sobre la imputación en su contra y la fecha de la audiencia que se concretará el próximo lunes 19 de abril.

A fin de abreviar el proceso, Benavides realizó el pago voluntario de $200 mil y a través de ese pago, asumió la responsabilidad del resto de los acusados ya que el monto máximo contemplado por persona, es de $43 mil.

Las actuaciones de la Unidad Fiscal Contravencional, iniciaron tras la intervención de la Unidad Especial de Investigaciones del Ministerio Público Fiscal, por una fiesta llevada a cabo en enero de este año, en inmediaciones de ruta nacional 9 organizada por Kevin Benavides.

MM

Por MM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *