Felipe Baravalle, director de la cámara que agrupa a esas compañías, así lo confirmó. Están operando al 2% de lo que lo hacían antes de la pandemia. Reclaman a Santiago Cafiero una reunión para poder dar previsibilidad a quienes viajan al exterior.

El panorama de corto y mediano plazo de las compañías aéreas es de total incertidumbre. A partir del nuevo cupo de 600 personas que pueden ingresar al país por día para intentar contener la circulación de la variante Delta de coronavirus, se estima que los pasajeros que se encuentran varados en el extranjero pueden demorar hasta seis meses en regresar. Además, las empresas están programando vuelos que no saben si van a poder operar.

Así lo confirmó Felipe Baravalle, director de la Cámara de Compañías Aéreas. Según dijo el sector está trabajando al 2% de lo que lo hacía antes de la pandemia e insistió en pedir una reunión con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, para intentar encontrar una solución conjunta.

“Hoy programamos vuelo sin tener la certeza de que los vamos a poder volar, siempre sujetos a aprobación de la autoridad”, explicó Baravalle en cuanto a las operaciones que están asumiendo las compañías en el corto y mediano plazo, sin saber si las van a poder cumplir.

Según explicó, lo que sucede es que “las autorizaciones de estos vuelos llegan cinco días antes”, y ese tiempo no es suficiente para dar certezas. “Necesitamos tener mayor previsibilidad para poder dar a los pasajeros fechas ciertas de regreso”, reclamó al respecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *