la delegación oficial respetó toda la agenda fijada antes del escándalo público. Sin embargo los ojos estuvieron puestos en el escandalo por el manejo corrupto de las vacunas.

El mandatario nacional mantuvo contacto con su vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, Santiago Cafiero y Carla Vizzotti para conocer las repercusiones políticas de un escándalo público.

Aparentemente la presentación de renuncia del ex ministro no fue suficiente, ya que la situación empeoró al conocerse públicamente la lista de los vacunados VIP. Lo que mas llamo la atención fue la aparición de Carlos Zannini como beneficiario extraordinario.

La aplicación VIP de la vacuna Sputnik al procurador Zannini sorprendió completamente al mandatario, “Yo no sabía lo de Zannini. Me sorprendió”, dijo el Presidente antes de encontrarse con poderosos empresarios mexicanos convocados para analizar la situación económica en la Argentina y el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *