En el estado sureño el candidato demócrata ahora logra imponerse al presidente por menos de mil votos de diferencia.

Tras una larga noche de conteo de votos, Joe Biden pasó al frente en el recuento realizado en Georgia, uno de los cinco estados en los que aún no se declaró un ganador.

Con el 99% del escrutinio completo, el candidato demócrata se impone por 2.449.371 votos a 2.448.454 de Donald Trump.

Según la suma que realizan otros medios de comunicación, Biden tendría 253 en lugar de 264, porque consideran que su ventaja en Arizona no permite descartar de plano la posibilidad de que Trump remonte el resultado. En ese estado históricamente republicano, el demócrata está al frente por 50,1% a 48,5%, con el 90% de los votos escrutado. Sin contar Arizona, Georgia dejaría a Biden con 269 electores, solo uno menos de los 270 requeridos.

En cualquier caso, ganar Georgia sería histórico para el experimentado político nacido en Scranton, Pensilvania. Desde 1996, venció siempre el candidato republicano en ese estado y el propio Trump le había sacado más de cinco puntos de diferencia a Hillary Clinton en 2016. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *