En conferencia realizada, el Festival Nacional de Doma y Folclore de Jesús María, anunció que su edición número 56 será suspendida dada las cuestiones sanitarias que azotan a gran parte del mundo con la pandemia.

«Es inviable pensar un festival masivo, rentable sin correr riesgos. Estamos pensando en la salud de todos. No solamente de los que vienen, de la prensa, de los voluntarios», dijo Nicolás Tottis, presidente del festival al anunciar la noticia. 

Además, Tottis agregó que barajaron la posibilidad de hacerlo en otra época del año (algo que fue replicado por la prensa días atrás).

«Queremos volver a hacerlo con diez noches, no queremos hacerlo con menos de esa cantidad», dijo el presidente.

La comisión directiva se reunió el martes para deliberar el futuro de la edición y ahí se analizaron las distintas posibilidades. En el mismo comunicado, se analizó también la situación económica de las empresas que apoyan el evento y si bien Tottis dijo que no le sacaron el apoyo al festival, todo se ha puesto muy «complejo». 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *