Galit Ronen consideró que buscarán otros países para evitar la falta del producto. “No puede ser que suceda cada vez que le da ganas a la Argentina”, protestó.

El cepo exportador a la carne interrumpió el intercambio comercial con Israel, que últimamente había apostado a la provisión del producto desde nuestro país, y la embajadora de esa nación en nuestro país, Galit Ronen, expresó un fuerte reclamo: “Si no podemos saber que nos van a vender carne de forma regular vamos a buscar otros lugares”, dijo, en tono diplomático.

Aunque también se expresó una queja: “No puede ser que cada vez que le da ganas a la Argentina, Israel se queda sin carne”, afirmó durante una charla con el Colegio de Abogados de La Plata.

Desde que se anunció el cepo a las exportaciones de carne, a mediados de mayo, Israel inició gestiones para exceptuar de esa medida a la producción especial según los protocolos kosher que está en marcha en nuestro país sea considera como los compromisos de las cuotas Hilton y 481 con Europa, o intercambios con Estados Unidos y Colombia, 4 casos que quedaron excluídos de las restricciones.

Las autoridades israelíes están muy molestas porque luego de mucho tiempo de comprarle a Polonia un cupo de cortes enfriados, desde hace un par de años habían acordado el aprovisionamiento con frigoríficos argentinos.

Al anunciarse la Resolución 75/21 que estableció el referido cepo desde el Gobierno aseguraron que las exportaciones se podrían reabrir antes de cumplirse los 30 días previstos, pero ese plazo vence el domingo próximo y aún no hay señales ciertas sobre el eventual levantamiento de la medida.

Al respecto, diferentes productores y los dirigentes de la mesa de enlace advirtieron que si no se levantan las restricciones, la semana próxima podrían volver las protestas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *