Tanto como la titular de ANSES Fernanda Raberta y el Ministro de Economia Martin Guzman desestiman un posible IFE 4

César Guerrero, secretario general del Sindicato de Comercio, expresó que esos aportes se volcaron al consumo, transformándose en un beneficio para el comercio y la continuidad de los puestos de trabajo.

«Claro que es una preocupación como dijo la CGT. Hay sectores en los que sería un retroceso porque no están trabajando o arrancaron recién la cadena de ingresos y se les va a dificultar pagar los salarios. Hay que mirar eso con preocupación, aun sabiendo que esto no va a durar para siempre porque la condiciones económicas tendrían que ir normalizándose», expresó Guerrero.

Rubén Aguilar, secretario general de la Uocra Salta, afirmó que eliminar el IFE y el ATP no es la «mejor medida» que puede tomar el Gobierno por más que existe la necesidad del Estado de reducir partidas.

«El gasto social se debe eliminar cuando no hay más problemas sociales y en este caso estamos lejos de solucionar esos problemas. No me parece una medida acertada pero sí entiendo la necesidad del Estado de achicar los gastos. En cuanto al ATP, hoy tenemos empresas que están prácticamente quebradas porque ya venían golpeadas y los agarró la crisis por la pandemia. Hay algunas que no han facturado o algunos contratos que se han caído. Entonces las empresas tienen un gran problema», remarcó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *