Nicolás Kreplak hizo énfasis en reforzar las restricciones para bajar el número de contagios diarios, que mantiene un promedio por encima de los 20 mil casos.

Mientras el Gobierno nacional termina de definir el alcance de las nuevas restricciones para lograr un descenso marcado de la curva de contagios de coronavirus, desde la administración bonaerense advirtieron que todavía podría presentarse un escenario más preocupante. “Cuando empiece a bajar la temperatura, una nueva ola podría ser mucho más potente y sin margen”, dijo el viceministro de Salud Nicolás Kreplak.

El funcionario hizo hincapié en la importancia de bajar “mucho” el número de casos positivos.Según detalló, en la Provincia hay un promedio de “10.000 u 11.000 diarios”. En ese sentido, un “anhelo grande” sería que bajen a menos de 3000, aunque reconoció que todavía es difícil.

“Cuando hay una curva de ascenso rápido no es lo mismo partir de 200 o 300 casos que de 3000 o de 5000. La velocidad se va a poner geométrica según la base de contagios que uno tenga en circulación comunitaria. Eso nos podría exponer en invierno, cuando empiece a bajar la temperatura, a una nueva ola que podría ser mucho más potente y sin margen”, sostuvo Kreplak en declaraciones a El Destape Radio este jueves.

En ese sentido, insistió en la importancia de las restricciones. “Si nosotros tomamos medidas bien tomadas, de consenso, fuertes, todos juntos, y que la sociedad entienda que tiene que cumplirlas, por un período de tiempo acotado van a tener un efecto más potente y pueden ser más cortas”, remarcó.

MM

Por MM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *