El director ejecutivo del fondo que reestructuró su deuda con Argentina, Larry Fink, aseguró que en el país «existe una enorme volatilidad» y vaticinó que «llevará mucho para que vuelva a haber inversiones privadas» en la Argentina.

El director ejecutivo de BlackRock, Larry Fink, señaló que en la Argentina “existe una enorme volatilidad” porque los gobiernos “saltan de una política a otra” y afirmó que “en este momento, en Latinoamérica hay sitios más seguros para invertir que la Argentina”.

Fink destacó que el país haya decidido la restructuración de la deuda privada, pero sostuvo que “hay una enorme volatilidad, saltan de una política a otra, cada gobierno tienen muchas ambiciones y optimismo”, y advirtió que cuando las políticas no obtienen resultados, los costos “siempre terminan recayendo en los inversores extranjeros”.

“Llevará mucho para que vuelva a haber inversiones privadas en la Argentina”, sentenció, aunque dejó abierta una posibilidad: “Esperemos que este gobierno nos devuelva la confianza para volver a invertir”.

“En este momento, en Latinoamérica hay sitios más seguros para invertir que la Argentina”, dijo durante su participación en la jornada “Reconstruyendo el futuro: la nueva normalidad”, organizada por el Banco Santander. Fink justificó sus temores debido a que “estamos invirtiendo las jubilaciones de nuestros inversores y no queremos que les pase nada ni perder ese dinero. En este momento no tenemos confianza”.

BlackRock y otros trece fondos de inversión conformaban el grupo AD Hoc, considerado el más duro dentro de la negociación de la deuda que comandó el ministro de Economía, Martín Guzmán.

Además de sus u$s3.000 millones en deuda (tanto emitida bajo legislación local como extranjera) el fondo más grande del mundo tiene una presencia fuerte en la tenencia de acciones de empresas argentinas tanto con cotizaciones en la Bolsa de Comercio como en las ADR que cotizan en Nueva York. Es accionista de multinacionales de fuerte presencia local y mantiene participación en varias de las empresas más representativas.

Finalmente, el grupo ratificó su apoyo al entendimiento con un comunicado en el que anunciaron formalmente que aceptaban la oferta argentina de canje y señalaron que el entendimiento «proporcionará un alivio en pagos de deuda de alrededor de US$ 37.000 millones en los próximos nueve años».

Fuente: Ambito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *