La Casa Rosada podría restringir actividades no esenciales para reducir la circulación, con el foco en el AMBA. La decisión quedaría en manos de cada jurisdicción.

La suba sostenida de casos y la falta de acatamiento a las recomendaciones de la Casa Rosada, obligaron al presidente Alberto Fernández y su gabinete a encabezar el martes una reunión de urgencia en la Casa Rosada para analizar nuevas medidas que disminuyan la circulación de personas y eviten un colapso total del sistema de salud.

Según fuentes oficiales, el Gobierno analizó la posibilidad de tomar “medidas focalizadas” para disminuir los contagios de coronavirus. Cerca del Presidente se habla de “restricciones fuertes intermitentes y focalizadas”, que se aplicarían sobre determinadas actividades no esenciales por un período de tiempo, sin prórrogas. Entre otras cuestiones, podrían suspenderse por 15 días las actividades recreativas.

En otras palabras, la Casa Rosada busca una alternativa a la cuarentena estricta e intenta acordar junto con los gobernadores cierres intermitentes para ganar tiempo en la campaña de vacunación, que podría verse interrumpida en solo días si es que no llegan nuevas dosis a la Argentina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *