La víctima tenía dos años. La autopsia reveló lesiones de larga data y un cuadro de desnutrición y deshidratación. La madre quedó detenida.

La imputada sostuvo que le mintió a los médicos para que no pensaran que era una «mala madre».

La muerte de Francesca, de apenas dos años, puso en la mira de la Justicia salteña a su mamá, Micaela Noemí Colque, quien en las últimas horas fue imputada por el fiscal del caso por el delito de abandono de persona seguido de muerte agravado por el vinculo en perjuicio de su propia hija.

El 22 de junio pasado Colque llevó a la nena ya muerta en brazos a un Centro de Salud del B° Provipo y le aseguró a los médicos que se había ahogado mientras comía. Pero el diagnóstico de los profesionales que recibieron el cuerpo y la autopsia después la contradijeron. Francesca presentaba signos de violencia y un cuadro de desnutrición y deshidratación.

Los médicos que atendieron a Francesca al llegar al hospital señalaron que tenía temperatura corporal baja, presentaba rastros de golpes y escoriaciones en el cuerpo, lucía descuidada y con bajo peso para su edad. Todas estas consideraciones fueron confirmadas por la médica del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) que le practicó la autopsia al cuerpo.

Acorralada, la madre que en un principio dijo que su hija se había ahogado con la comida, se quebró y reconoció que en realidad la había dejado sola en la casa y, al volver, la encontró con dificultades para respirar.

En la acusación, el fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas que investiga el caso, Gustavo Torres Rubelt, sostuvo que la muerte de la nena “resulta del accionar sistemático de la acusada quien dolosamente, durante tiempo prolongado, habría expuesto a su hija a una situación de desamparo, en un contexto de desnutrición y deshidratación”.

Además, remarcó que el día de los hechos Colque “dejó a la niña sola a su suerte, en la vivienda, colocándola en una situación de desprotección y peligro en razón de su estado de salud y su corta edad, siendo su obligación velar por ella”.

Por todo esto, el funcionario judicial imputó a Colque por el delito de abandono de persona seguido de muerte agravado por el vinculo en perjuicio de su propia hija.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *