La Vicepresidenta se concentra en el territorio bonaerense, el bastión del núcleo duro K. Habla de falta de gestión y poca iniciativa de varios funcionarios en la Casa Rosada.

Cristina Fernández de Kirchner decidió encabezar la campaña electoral y hará foco en la provincia de Buenos Aires, el territorio de Axel Kicillof, su socio político más importante y el bastión que aporta el mayor porcentaje de votos en el país.

La decisión de la Vicepresidenta de la Nación se materializó el jueves pasado cuando se mostró junto con el gobernador bonaerense y el intendente de Lomas de Zamora Martín Insaurralde en ese distrito. Cristina Kirchner tiene decidido hacer apariciones esporádicas con fuertes críticas a la oposición. Su objetivo es revitalizar la imagen de un Gobierno golpeado por la crisis económica y social.

De hecho, la determinación de encabezar la campaña en la Provincia se produce en un momento de tensión entre la líder del Frente del Todos y el presidente Alberto Fernández. Cristina Kirchner entiende que el mandatario no toma la iniciativa y quiere cambios en el Gabinete. Habla de falta de gestión y pocos resultados en áreas clave de la Casa Rosada.

En este sentido, uno de los apuntados es el ministro de Economía Martín Guzmán. La Vicepresidenta critica el ajuste fiscal que lleva adelante. Entre otras cuestiones, dice que se produjo un fuerte deterioro en los salarios y en los haberes jubilatorios. Desde el Instituto Patria quieren que haya una especie de “festival de gasto público” antes de las elecciones para levantar la imagen del Gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *